Microsoft, ha confirmado que los informes de algunos usuarios de que están experimentando la pantalla azul de la muerte en Windows después de aplicar el parche de los errores que se aplican en el boletín de seguridad MS10-015 calificado como importante para las vulnerabilidades en el kernel de Windows (977165). Así mismo la compañía de Redmond reveló que los clientes afectados por el BSOD tras la instalación de los boletines de seguridad dejaron inservible su sistema, ya que los ordenadores no eran capaces de arrancar ni en modo seguro.

El problema parece afectar principalmente a Windows XP, aunque también algunos usuarios que están ejecutando en sus ordenadores Windows Vista y Windows 7 también tuvieron un comportamiento similar.

Como consecuencia de este informe Microsoft ha retirado el boletín MS10-015 y ya no se podrá encontrar en Windows Update, mientras se está trabajando para encontrar y dar una solución al problema.

También terceras partes declararon que el problema no está relacionado con el MS10-015 ni con cualquiera de los boletines de seguridad de la compañía de Redmond, sino por un componente a nivel de kernel utilizado por el antivirus del usuario. El MS10-015 afecta a todos los sistemas operativos de 32 bits (X86) de Windows incluido Windows 7.