Los Ciberdelincuentes han utilizado la imagen de Apple para intentar engañar a los usuarios y conseguir sus datos de acceso a la tienda de música y aplicaciones de Apple. A través de un email, los ciberdelincuentes solicitan los datos de acceso para apropiarse de ellos y realizar compras en nombre de los afectados.

El robo de datos es cada vez más frecuente. Los piratas informáticos intentan conseguir el mayor número posible de datos para venderlos o acceder a las cuentas de los usuarios de correo u otros servicios.

También es habitual encontrar estafas para conseguir los datos bancarios de los usuarios con el objetivo de extraer dinero de sus cuentas. Sin embargo, el blog de seguridad de Sophos, Naked Security, ahora anuncia una nueva práctica.

Se trata del robo de los datos de identificación para los servicios de Apple para poder comprar contenidos en nombre de los usuarios. De esta forma, desde Naked Security aseguran que se ha detectado una campaña de ‘phishing’ en la que los ciberdelincuentes utilizan la imagen de Apple para engañar a los usuarios. En un correo electrónico, se hacen pasar por la compañía, imitando su imagen y estilo, para estafar a los consumidores.

La estafa consiste en denunciar que se ha detectado un error en los datos de facturación de los usuarios. Los ciberdelincuentes amenazan con cerrar las cuentas que se han visto afectadas por el incidente, asegurando que es una medida de seguridad. Para que no se cierren las cuentas, indican a los usuarios que deben acceder a un enlace y seguir un procedimiento.

Según el blog de Sophos, en el correo detectado el sistema lleva a una página web alemana, pero es posible que los ciberdelincuentes desarrollen una página que de nuevo imite a la de Apple. De esta forma, intentarán engañar a los usuarios para que introduzcan sus datos a fin de controlar el problema de seguridad falso. Al introducir sus datos, los ciberdelincuentes conseguirán su usuario y contraseña y podrán operar con los mismos.

Desde Sophos recomiendan tener cuidado con los correos y servicios no solicitados y sobre todo tener precaución con los enlaces a los que se accede. Esta nueva amenaza es otro ejemplo de cómo los ciberdelincuentes no para de buscar nuevas formas y nuevos ganchos para sus estafas.