El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) ha alertado de un nuevo virus que afecta a plataformas Windows. El gusano Disstrack, conocido como Shamoon, puede llegar al equipo a través de unidades de red compartidas, de aplicaciones P2P o por correo electrónico.

Al ejecutarse el equipo, el virus descomprime un módulo que sobrescribe gran cantidad de ficheros y los deja inservibles. También modifica el registro maestro de arranque (MBR), haciendo que el sistema operativo no pueda volver a arrancar.
Entre los ficheros que sobrescribe este malware se encuentran los de las carpetas Descargas, Mis documentos, Mis imágenes, Vídeos y Música, así como los del Escritorio.

Otro virus centrado en Líbano

El Inteco también ha publicado un artículo de análisis sobre un nuevo malware llamado Gauss, un proyecto diseñado entre los años 2011 y 2012 para recopilar información y enviarla a servidores determinados.

La infección de esta ciber-amenaza está muy dirigida y el mayor número de infecciones se dan en Líbano, seguido de Israel y Palestina. Su objetivo principal es interceptar la comunicaciones de bancos libaneses como Banco de Beirut, Byblos y Fransabank.