El robo o pérdida de ordenadores portátiles está a la orden del día y más si se trata de un equipo con el atractivo de un portatil, que los convierte en un bien preciado para los amantes de lo ajeno.

Son millones los portátiles perdidos o robados anualmente en aeropuertos, estaciones de tren u otros zonas públicas grandes o pequeñas. También por robos directos en hogares o empresas en una tendencia que crece sin parar, además de las habituales en seminarios, conferencias o bibliotecas.

Además del coste directo del hardware, dejar en manos de ladrones o de terceros nuestros datos o contraseñas puede suponer un precio incuantificable. Más allá de datos personales, la preocupación de los profesionales y administradores de sistemas ante lo que supone de pérdida corporativa es notable.

Por todo ello, es obligado para profesionales y usuarios la adopción de medidas como estos consejos básicos para evitar que roben tu Ultrabook, intentar recuperarlo o minimizar daños.

  • Anota el número de serie y haz una discreta marca para poder identificar el equipo en caso de robo.
  • Nunca dejes tu Ultrabook a la vista, ni siquiera en la habitación de un hotel. En el coche, mejor en el maletero u oculto bajo los asientos, teniendo cuidado con la temperatura interior.
  • Realiza copias de seguridad de tus datos de forma periódica
  • Activa los sistemas de seguridad integrados, como una contraseña de desbloqueo o el lector de huella digitales.
  • Utiliza los sistemas de anclaje para asegurar tu equipo en seminarios, conferencias o bibliotecas.
  • Activa sistemas antirrobo como el Intel Anti-Theft que evita el arranque del equipo a nivel de hardware (CPU/Chipset/BIOS/Drivers) y también el acceso a los datos del disco duro o unidad de estado sólido.
  • Indica en una pegatina tu nombre y teléfono móvil para que puedan ponerse en contacto contigo en caso de extravío.
  • Mantén tus archivos más valiosos en carpetas encriptadas y, si utilizas servicios de almacenamiento online, guarda las contraseñas a buen recaudo.
  • Protege los datos, dispositivos e identidades con soluciones de seguridad.
  • Infórmate si tu seguro cubre al equipo o si existe la posibilidad de contratar ese servicio.