Una red criminal rusa se ha hecho con la mayor cantidad de datos de usuarios de internet jamás conocida, incluyendo 1.200 millones de combinaciones de nombres y contraseñas y más de 500 millones de direcciones de correo electrónico, informa el diario The New York Times.

Los registros, descubiertos por la empresa estadounidense Hold Security, dedicada a analizar este tipo de datos, incluyen material confidencial procedente de 420.000 sitios web, agrega el periódico.

La compañía, que ya ha destapado otro tipo de robos informáticos masivos, no ha revelado el nombre de las víctimas citando acuerdos de confidencialidad y la reticencia de las empresas de renombre afectadas cuyos sitios eran vulnerables.

A petición de The New York Times, un experto en seguridad no vinculado a Hold Security analizó la base de datos de credenciales robadas y confirmó su autenticidad. “Los hackers no se limitaron a empresas estadounidenses, se dirigieron a cualquier sitio web del que pudieran obtener (datos), desde compañías como Fortune 500 a sitios web muy pequeños,” ha señalado Alex Holden, el fundador y director de Hold Security.

Además, según Holden, entre las páginas web pirateadas también se encuentran portales rusos, y ha dicho no ver ninguna conexión entre lo ocurrido y el Gobierno de Vladímir Putin.

Tras hacer la investigación pública, la compañía colaborará con las fuerzas de seguridad para encauzar una investigación por la vía legal, aunque el Gobierno ruso no ha perseguido históricamente a piratas informáticos